Lise Armand: “Sista Studio busca mezclar los estereotipos para que juntos no sean más un estereotipo”

Creció en el campo, en un pueblo en las afueras de Lyon, Francia, pero siempre se sintió atraída por una vida urbana; y, apenas terminó el colegio, Lise Armand, decidió mudarse a la ciudad para empezar sus estudios universitarios.

Explica que se inclinó por formarse como diseñadora gráfica “por instinto”. Su padre tiene algo de creativo y cree que le inculcó el arte, el gusto por las cosas lindas. Además, sus deseos por vivir en la ciudad fueron una parte importante del impulso que la llevó a dejar su pueblo. “El arte solo se podía estudiar lejos, en la ciudad”, cuenta.

Pasó por Toulouse y después por París, en donde trabajó primero por un año en una agencia de comunicación importante y luego como diseñadora freelance. Entre cambios y cambios, decidió “unir sus competencias” con las de su hermana – Didi, una diseñadora de indumentaria – y crear su propia marca de ropa en Francia, Sista Studio.

Hoy, hace ya dos años que se mudó a Buenos Aires con su hermana y su marca.

Ph: Cuika Foto

¿Qué te llevó a quedarte en Buenos Aires?

En un principio, vine de vacaciones; pero luego con mi hermana decidimos venir un año como break, como descanso.

En nuestro tiempo acá, nos dimos cuenta de que había mucho diseño independiente. Habíamos empezado la marca juntas en Francia, pero con una onda muy artística; así que cuando vinimos acá y vimos que había un mercado de diseño bastante desarrollado, decidimos mudarnos y traer la marca, pero para seguirla con una onda más comercial. Nos salió muy bien y nos gustó cómo desarrollamos el concepto.

¿Sentís que, al principio, tuviste algún “shock cultural”?

Sí, con varias cosas. ¿Cómo decirlo? Me pareció más caótico acá. El arte también: es más caótico y espontáneo. En Francia se programan mucho las cosas, un mes antes. Acá aprendí que se programa una semana antes, sino las cosas se caen (se ríe). Es más del día a día.

Además, es mucho más fácil tener una red de contactos acá. Porque la gente es un poco más abierta que en París.

¿Hay algo a lo que todavía te cueste acostumbrarte?

Sí, justamente a veces me cuesta el tema de planificar. Porque yo soy muy francesa en ese sentido; un horario es un horario. En Francia es más fácil organizarme para poder reunirme con alguien.

Además, todavía trabajo con Francia: de ese lado tengo que estar organizada de una forma, y acá, de otra; tengo que mezclar y “estar” en los dos países.

¿Qué trabajo seguís haciendo en Francia?

Además de trabajar con mi hermana acá, en Sista Studio, también trabajo como diseñadora gráfica, haciendo freelance con marcas en Francia y Suiza. Hago branding, corporate comunication y ese tipo de cosas.

“Somos una marca urbana y feminista en el sentido de que mezclamos estereotipos y queremos presentar una figura ambivalente, que no sea del todo mujer ni del todo hombre”

Y, ¿qué otras diferencias notas entre Argentina y Francia?

Bueno, además de la forma de planificar, la gente es diferente, es más buena onda (se ríe). Acá la gente es más relajada con las relaciones; en Francia está mucho más dividida la vida personal de la profesional, y acá está mucho más mezclado, y me gusta mucho más.

Al principio también me sorprendí porque la gente tiene mil cosas a la vez, pero ahora me doy cuenta que hago lo mismo y que me gusta trabajar así. No es un problema mezclar todo.

¿Te enfrentaste a algún estereotipo hacia los franceses en Buenos Aires?

Sí (se ríe). Es muy gracioso, porque la primera reacción cuando digo que soy francesa es “pero ¿qué haces acá? Podrías estar en París”, y frases así. Me di cuenta que acá tienen de manera general una visión muy idealizada de Francia y Europa. Hay muchas cosas que hacen en Argentina, que están inspiradas en Europa. Pero yo veo lo otro que hacen y me gusta más, lo que es de estilo argentino en sí.

Viviendo allá te das cuenta de que no es tan ideal como acá se cree. Es como el american dream, pero proyectado hacia Europa.

Entonces, ¿no volverías?

Solo de vacaciones (se ríe).

Ph: Cuika Foto

¿Sista Studio fue la primera vez que trabajaste con tu hermana?

Sí, lo hicimos para mezclar nuestras competencias y también para transmitir una visión de la sociedad. Eso es algo que todavía mantenemos, pero, al mismo tiempo, desarrollamos mucho más la parte comercial. Aunque, en realidad, sigue siendo un diseño súper independiente con colecciones limitadas.

Nuestra idea, con las fotos que publicamos y la ropa que hacemos, es tratar de romper los estereotipos de hombre y mujer, y de mostrar mujeres fuertes.

¿Esa sería la visión detrás de tu marca?

Sí, exacto. Mezclar los estereotipos para que juntos no sean más un estereotipo. Nos gusta mezclar dos universos: deporte, fuerza, que son más “atribuídos al hombre” por la sociedad; y cosas más como el rosa, lo dulce, etc., que juntos hacen un clash.

No estamos todavía en la onda unisex, porque no lo pensamos al principio así. Pero se puede igual, cada uno se puede apropiar una prenda como quiera. El concepto de Sista Studio es que somos una marca urbana y feminista en el sentido de lo que decía, de que mezclamos estereotipos y queremos presentar una figura ambivalente, que no sea del todo mujer ni del todo hombre.

¿Notas una diferencia entre cómo funcionaba eso en Francia y cómo funciona acá?

Sí, porque en Francia es mucho más difícil que la gente se interese en pequeños proyectos. Acá la gente es mucho más sensible a proyectos nuevos, que no tengan tanta plata. La gente se re copa a mirar, a venir a los showrooms privados. En Francia eso no pasa.

En la Argentina, hoy en día, es muy fuerte el feminismo. ¿Cuál es tu relación con el movimiento?

Lo comunicamos un poco con la marca. Pero no somos una marca política. Sista Studio es una marca que le puede gustar a las feministas y a las personas abiertas. Al mismo tiempo, yo soy parte de ese mundo no solo con la marca, sino también en forma personal. Sobre todo, con lo del aborto; porque lo siento como un choque cultural: en Francia ya está legalizado.

Pero lo que más me gusta de acá es que hay mujeres muy fuertes. Me parece similar a lo que pasó en Francia en mayo, en el 68. Esa onda de manifestarse, de estar en la calle. Y además se nota que hay una solidaridad entre las mujeres y eso me parece bueno.

Volviendo a la marca, ¿cómo es el proceso creativo de Sista Studio?

Bueno, justamente lo cambiamos un poco recientemente. Ahora nos damos cuenta de que hicimos demasiadas cosas y queremos radicalizar un poco nuestro tipo de productos. Así que cada seis meses vamos a lanzar una colección, es decir, dos por año. Van a haber conjuntos en ediciones limitadas, todo pensado en un outfit completo. Queremos reducir el número de modelos para hacer ediciones limitadas de cada prenda, pero que todo sea un poco diferente.

“Me puedo inspirar cuando voy a comprar tela, o veo el buzo de alguien cuando camino por la calle, o veo un libro con tipografía vieja”

Y, ¿cómo funciona la dinámica con tu hermana?

Con ella trabajamos la onda en conjunto, nos juntamos mucho para pensarlo. Pero después cada una tiene un poco su parte: yo hago los estampados y la parte visual de las redes, y ella se encarga del diseño de la ropa y de la comunicación con la gente.

¿Cuándo van a lanzar la próxima colección?

En abril, con este nuevo concepto. Que espero que vaya a gustar.

¿Te acordás de algún consejo que te hayan dado y te haya marcado?

Sí, en el primer trabajo que hice estaba con una diseñadora de pañuelos y ella me dijo: “nunca tengas miedo de hacer una cosa que nunca hiciste antes. La vas a hacer, la vas a aprender y vas a poder”. Esa idea de perseverar, de no tener miedo, de no pensar que no podes hacer algo es un concepto que aplico ahora y siempre.

Y, ¿se te ocurre algún consejo que vos darías?

Creo que diría que hagan lo que piensan que les gusta de verdad. Que no sigan un camino porque se sienten cómodos, porque es fácil o es lo común. Que lo hagan porque realmente sienten que es algo suyo, su sueño.

¿Tenés algún referente?

Tengo un montón para cada cosa que me gusta. Pero creo que me inspiró siempre de personas distintas, no tengo un referente específico.

¿Dónde buscas inspiración?

Hay cosas que me pueden inspirar de internet cuando yo voy a buscarlas específicamente, en lugares como Pinterest, Behance. Pero también me puedo inspirar cuando voy a comprar tela, o veo el buzo de alguien cuando camino por la calle, o veo un libro con tipografía vieja. Es más informal la inspiración. Está en todos lados.

También, igual, voy a ferias y ahí veo distintas cosas. Me gusta ir a lugares donde muestran el arte de mi generación.

Ph: Cuika Foto

¿Hay algún mito sobre vos que te gustaría romper?

Sobre mi persona, no se me ocurre nada. No sé si diría que no me importa, pero no intento parecer otra cosa que lo que soy. Hago lo que me gusta, y si le gusta a la gente, genial; si no, no hay problema.

¿Tenés algún ritual?

Sí, pero es algo básico. Siempre me tomo por lo menos una hora para desayunar (se ríe)… soy muy lenta a la mañana, escucho música, me gusta tomarme mi tiempo. Y después escribo una lista de todas las cosas que voy a hacer en el día; y también los lunes hago una lista, pero de lo que voy a hacer en la semana. Tengo que ponerlo en papel, porque sino me estreso. Ese es mi ritual de persona estresada (se ríe).

¿Qué características elegirías para describirte?

Soy graciosa, sociable, tranquila y estoy un poco en la luna a veces.

Hablando de ser graciosa, ¿notás diferencias entre el humor argentino y el francés?

Sí, totalmente. Los franceses a veces tenemos un humor un poco negro, me gusta el sarcasmo y la ironía. Acá a veces no lo ven como humor, sino como mala onda (se ríe). Y me cuesta entender los chistes argentinos.

Y, ¿qué características elegirías para describir Sista Studio?

Feminista, urbana, que rompe estereotipos, un toque parisina y también divertida, playful, un poco loca y feliz, extravagante.

¿Dirías que representa una mezcla entre vos y tu hermana?

Sí, creo que sí. Es una marca bastante personal. Nos gusta guardar la ropa, nosotras mismas somos nuestro cliente también.

Si no fueses diseñadora gráfica, ¿qué te gustaría ser?

Me gusta mucho la psicología. Es una cosa que… no se, flashie un día y pensé “si esto no funciona, quiero estudiar psicología”. Me interesan las personas, cómo piensan, sus historias.

Ph: Cuika Foto

¿Qué serie, película y libro recomendarías?

Serie, The Handmaid´s Tale. Me costó al principio porque es muy dura, pero me gusta mucho ahora. Está buena para pensar las cosas.

Película, recomendaría Arizona Dream. Me gusta mucho, es dramática. Es sobre el camino que decidís seguir o no.

Y libro, Middlesex, de Jeffrey Eugenides. Habla de una persona que nace mujer y es intersexual. Justamente tiene que ver con el género y la visión de la gente sobre lo que es “normal” y lo que no.

Por último, ¿cómo definirías el éxito?

Tener éxito para mí es poder vivir de suerte. Es decir, poder ganar plata con lo que te gusta. Significa que pudiste combinar lo que te apasiona con dinero. Eso es la vida para mí.

Article by Belén Prieto

Estudiante de Comunicación Social en la Universidad Austral. Redactora en YUKI.

Radio Yuki

CAPÍTULO 1 ft. Pope Cerimedo, Demian Roch y Juampi Cornu Labat