Martín Garabal: “El humor tiene que estar para mejorar las injusticias, no para acrecentarlas”.

Hay personas que simplemente no pueden encasillarse. Las categorizaciones existen para que podamos entender algo complejo en pocas palabras, sobre un tema o una persona. Martín Garabal es imposible de etiquetar. Dibujante, humorista, actor, conductor de radio y diseñador de imagen y sonido, esas son unas de las tantas cosas que hace Tincho. Quizás por eso confiesa que se siente más identificado con la palabra artista a la cual le perdió el pudor. “No pienso en la palabra artista como un adjetivo calificativo elogioso sino como un oficio, no quiere decir que sea bueno. Podés ser un artista de mierda pero lo que querés es contar a través de distintos dispositivos tu mirada del mundo”, explica.

Martin tiene 34 años. Desde chico que ama dibujar y mantiene esa personalidad extrovertida que en el jardín lo llevaba a la oficina de la directora que le compraba juguetes para que él se entretuviera. ¨Siempre fui muy jodón, pero al mismo tiempo sensible. En el primario la pasaba mal cuando me excluian¨, admite.

Nunca dejó de dibujar, pero a los 16 encontró su otra pasión al arrancar clases de teatro con amigos. En ese momento le empezó a encontrar el gusto a la actuación.

A los 18 arrancó Diseño de Imagen y Sonido en la UBA ya que Ariel Martinez Herrera, amigo que había conocido en un taller de dibujo, estudiaba eso y le recomendó la carrera. En el 2006 sacaron su primer libro juntos llamado Grandes Éxitos. Empezaron a trabajar en varios proyectos; hicieron dibujos para Paka Paka y Canal Encuentro. En el 2010, se cansaron de armar proyectos que requirieran grandes presupuestos y salieron a hacer Famoso, una serie web que mostraba a un periodista sin experiencia, interpretado por Martín, tratando de hacer entrevistas que siempre se terminaban desvirtuando. “Yo creo que fui logrando ubicar mi parte desbocada y torpe en personajes y lo fui sacando de mi vida. Me volví más ubicado en la vida real. Fue un buen ejercicio de catarsis”, confiesa. En el 2012 a Isat le interesó el proyecto y ahí consiguieron su primera gran exposición en un medio de consumo masivo.

 

“Ahora me siento muy lejos de la televisión, siento que es un formato que atrasa un montón, que pierde cada vez más audiencia joven”.

 

¿3 características tuyas? Obsesivo, sensible y desbocado.

Te gustaría tomar un café con… Ricky Gervais y también Jerry Seinfeld, estuve viendo mucho el programa Comedians in Cars Getting Coffee. Me interesaría hablar con ellos porque tienen estudiada muy bien la comedia, quiero saber cómo ven el mundo.

¿Qué opinás sobre la actual televisión argentina? Antes miraba mucho programa popular, ahora me siento muy lejos de la televisión, siento que es un formato que atrasa un montón, que pierde cada vez más audiencia joven. Es gente de otra época, que no está a la vanguardia sino que corren la vara para atrás. La mayor parte de los comunicadores están lejos de la opinión de los jóvenes, hay muchos programas con panelistas y pocas ficciones. No estoy mirando nada y antes miraba de todo, ahora me aburre de verdad.

Después de Famoso empezó a recibir más propuestas de trabajo; entró en ESPN y fue productor artístico de Redes, trabajó en Pura Química, estuvo en Sin Codificar y en la TV Pública con Tomate la Tarde.

Mientras ganaba experiencia en los medios tradicionales, seguía con proyectos de series web, una de ellas llamada Periodismo Total, un programa que parodiaba a los noticieros argentinos, con la que ganó un Martín Fierro de Cable. Sin embargo, no está totalmente conforme y admite que hay cosas que hubiese hecho de otra manera. “Ya estoy cansado de hacer series web con poca plata, una buena serie requiere de mucha gente que no tiene porque laburar por poca plata”, asegura.

A fines de 2016, Miguel Granados que estaba con la Negra Vernaci en Radio Con Vos, recibió una propuesta de Blue 100.7 para hacer un programa de radio. “A Migue le gustaba Famoso, y hacía rato que queríamos hacer algo juntos”, cuenta. Se conocían por haber trabajado juntos en Periodismo Total y en Sin Codificar. Migue entendía el tipo de humor que hacía Martín y decidió llamarlo para encarar su primer programa de radio juntos.

En 2017 arrancó Últimos Cartuchos, programa humorístico que día a día se gana el respeto en la radiofonía argentina.

¿Qué laburos tuviste antes de empezar a crear contenido audiovisual? No muchos, fui profesor de dibujo para chicos en un club judío, hice unas guardias inmobiliarias dos meses antes de irme a Europa para juntar una guita. Fui creativo de el intento por producir de una empresa de alquiler de equipos de cámara, me llamaron para aportar ideas pero no me dieron bola. En el 2008 quería desarrollar contenidos web y nadie creía que fuera un nicho explotable.

¿Te considerás innovador por el tipo de humor que hacés? Lo que hago no es el humor mayoritario pero no me adjudicaría la innovación. Hay un humor más popular que no es lo que me gusta, busco algo que tenga una vueltita más.

 

Desde el 2017 que Martín hace Últimos Cartuchos con Migue Granados por Blue.

 

¿Cuál es el target? Gente entre veintipocos y cuarentaitantos que no le gusta que la subestimen como espectadores, es un humor con compromiso con la realidad y los que lo ven se dan cuenta con el amor que están hechas las cosas.

¿Qué prejuicios pensás que tiene la gente antes de conocerte? Creo que hay gente que puede pensar que soy pelotudo como mis personajes. Otro que me sigue puede pensar que me la creo y alguno puede pensar que me burlo de los demás porque no termina de entender el código.

¿Leés las críticas? Depende cuales, hay algunos que te critican para mejorar, pero hay gente que nada más quiere agredir y me sorprende. En Instagram uso personas como ejemplo, no puedo entender la lógica de ponerte a criticar algo que no te gusta, no entiendo como hay gente que pierde el tiempo en eso. No me cambia el día, pero todos somos sensibles y como yo no se lo hago a otro, no me gusta que me lo hagan a mí.

¿Cuál creés que es el límite del humor? Creo que el humor tiene que estar para mejorar las injusticias, no para acrecentarlas. Cuando el humor se usa para reírse del que no tiene la culpa de estar en la situación en la que está es donde empieza a fallar, por eso hay que estar atento de no hacer humor que discrimine al más indefenso. Nosotros en Últimos Cartuchos hacemos unos personajes de dos periodistas que son muy machistas y maltratan a su productora, eso es deliberado para jugar con lo machista que es el ambiente de los medios. Hay gente que se puede tomar lo irónico como real pero eso no me preocupa. Sí acepto cuando me dicen “Che tuviste una buena intención pero estuviste mal”, eso sí me interesa mejorar.

¿Tenés un toc? Creo que no.

¿Tu mayor miedo? La muerte de mis seres queridos.

¿Qué referentes tenés? En cuanto a referentes amorosos tengo a mis papás que tienen una muy linda relación entre ellos y con la gente que los rodea. Mi hermana es una persona muy cálida, es una referente para mí por eso. Admiro mucho a Migue Granados, Santiago Korovsky, a Alexis Moyano, Ricky Gervais, Dan Harmon y Jerry Seinfeld me gustan mucho.

 

“Me molesta no poder discutir y mantener un eje de una discusión, saltar de tema en tema sin llegar a ninguna conclusión”.


¿La red social que más usas? Instagram, me parece que entra perfecto en el celular, permite subir todo junto y el tipo de gente que hay también porque hay muchos que comparten la forma de crear y de ver el mundo. Facebook ya no lo puedo usar más y Twitter tiene esta cuestión de lo rancio, las malas interpretaciones y la mala leche que no me engancha.

¿Pasás mucho tiempo con el celular? Sí y me preocupa, no es lindo de ver a alguien que está todo el tiempo con el celular, te perdés un poco la espontaneidad del mundo, es un TIC, una adiccion. No fumo, no chupo y no me drogo, creo que se me va la adicción por el lado del celular.

¿Algo que te haya flasheado últimamente? La serie Please Like Me, una serie neozelandesa, tiene una manera de contar las cosas muy sencilla y cálida que se parece a la realidad. Al principio parece solo White People Problems, pero está contada de una manera que me generó mucho apego emocional.

¿Algo que te moleste? Me molesta la falta de honestidad de la gente que no piensa de manera justa las cosas. Por ejemplo; si te molesta algo de un partido político ¿por qué no te molesta lo mismo del otro? Me molesta no poder discutir y mantener un eje de una discusión, saltar de tema en tema sin llegar a ninguna conclusión. Esa imposibilidad de comunicarnos me hace sentir un poco solo.

¿Algo que te pasó que nunca te vas a poder olvidar? Yo vi a dos abuelos míos transformados, muy enfermos. Ver al otro queriendo morir es bastante fuerte. No me lo voy a borrar, son las personas más cercanas que se me fueron.

Si pudieras viajar en el tiempo ¿qué harías? Como soy sensible y perdí relaciones por hacer chistes y demás, me ahorraría cierto disgusto y se lo ahorraría a los demás. Me animaría a mostrarme más sensible y menos cancherito.

¿Creés en Dios? No.

 

“Juntarte con alguien que cuando te vas salís más contento de lo que llegaste me hace creer que el mundo es un lugar posible”.

 

¿Un libro? Jimmy Corrigan, el chico más listo del mundo. Es una novela gráfica, es impecable la edición, los dibujos y el guion. Me marcó mucho. Lo tengo hace 15 años y es uno de los mejores libros que compré en mi vida.

¿Solés leer libros? Tengo una relación rara, cuando leo me doy cuenta de lo transformador y poderoso que es y pienso que es lo único que tengo que hacer, pero cuando termino de leer uno hasta pasar a otro puede pasar mucho tiempo.

¿Una película? No la puedo ver mucho pero Apocalypse Now de Francis Ford Coppola me vuelve loco, me hace entrar en un transe cuando la veo. Disfruto mucho de las primeras pelis de Wes Anderson y una que se llama The Squid and the Whale.

¿Vas al cine? No estoy cebado con lo que se está estrenando ahora. La última que salió en el cine y me gustó fue Get Out. Después las otras que veo no me dejan nada como Ready Player One, me entretuvo pero no me dejó nada, con las de superheroes me pasa eso, no me transforman, no me dejan nada.

¿Qué te inspira? Los problemas de comunicación y esta cuestión melancólica también. Juntarte con alguien que cuando te vas salís más contento de lo que llegaste me hace creer que el mundo es un lugar posible y que hay muchas cosas por hacer.

¿Superhéroe favorito? Siempre me gustó Batman pero ahora lo veo medio como un millonario facho que le pega a los pobres (risas). Pienso que no podría ser su amigo, tirate unas donaciones Bruce. No entiendo, va al costado de la justicia, está en la sombra pero no usa armas, ¡andá a cagar! Me lo imagino del palo como salvemos las dos vidas (risas).

¿Con qué artista te gustaría colaborar? Me gustaría hacer algo con Dan Harmon, el creador de Rick and Morty. Hacer algún sketch, algo elaborado.

¿Algo que no puedas dejar de hacer? ¿Además de mirar el celular? Dibujar.

¿Qué es el éxito para vos? Hacer lo que te gusta y disfrutarlo.

Una ilustración de La vida real sobre los trolls de internet.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Detrás de un chiste siempre hay algo? Sí, pero no necesariamente está claro ese algo, quizás es un algo inconsciente. Por ahí te hago un chiste con tu barba y en realidad te lo hago porque estoy angustiado con mi barba, no es todo tan lineal. Muchas veces es proyectivo, seríamos psicópatas si siempre decimos lo que queremos decir.

¿Nunca se te dio por el Stand Up? No me interesan las cosas donde estás atado a un tipo de narración o de reglas. No sé si lo que haría sería Stand Up, no es lo que a mí me interesa. A veces veo a los que lo hacen y algunos me gustan pero a veces pienso que se tienen que ir de gira a todos lados, y quizás a ellos les encanta y hacen buena guita pero yo prefiero estar en mi casa.

¿Qué te tiene entusiasmado actualmente? Reencontrarme con el dibujo y poder hacer un cierre de etapa y abrir una nueva, me tiene bastante contento.

¿Qué proyectos futuros tenés? Estoy detrás de un par de series, pero quiero disfrutar de cada cosa. No correr, disfrutar la suerte que tengo de dedicarme a lo que me gusta y hacerlo con placer.

Actualmente está presentando su libro La vida real que es una recopilación de historietas y dibujos y está estrenando Licencia para entrevistar, una serie web donde entrevista arriba de un auto Cabify.